jueves, 14 de diciembre de 2017

POR QUÉ NO CRECEN MIS MÚSCULOS │ Errores comunes │Solución

POR QUÉ NO CRECEN MIS MÚSCULOS │ Errores comunes │Solución
Primero debemos ser siempre realistas los resultados se consiguen en base de tiempo y mucha constancia en los entrenamientos. 

Si espera ver cambios en unos pocos días o incluso en una o dos semanas está equivocada, esto se trata de disciplina 

Pero a veces llevamos un tiempo prudente entrenando y no vemos progresos o simplemente nos estancamos en nuestros avances, lo cual se vuelve desmotivaste y nos hacemos la pregunta ¿Por qué no crecen mis Músculos?

En este vídeo te hablaremos de los principales motivos por los que nuestros músculos no cresen adecuadamente como debiera, a fin de que analices si estas cometiendo alguno o varios de estos errores y los corrijas, para tengas una buena ganancia muscular y puedas alcázar tu objetivo


Principales motivos por los que nuestros músculos no crecen adecuadamente

No hidratarte.- Durante la actividad física, tu cuerpo pierde mucho líquido a través de la sudoración, ya que precisa mantener su temperatura y lo logra evaporando agua a través de la piel, por ello es necesario una adecuada hidratación antes, durante y después de la actividad física ya que no solo mejora el rendimiento deportivo, sino que tiene consecuencias positivas para la salud.

Descanso.- Es probable que no estés permitiendo que tu cuerpo se recupere adecuadamente, es necesario que tu cuerpo se recupere entre ejercicios esto ayuda a tus músculos a reparar el daño producido durante la actividad y los prepara para un nuevo entrenamiento. El aumento de fuerza y resistencia realmente ocurre durante la recuperación, no hay un número de horas o días extractos establecido para una recuperación del musculo, debido a varios factores (edad, intensidad del entrenamiento, frecuencia de entrenamientos semanal, alimentación y duración de nuestras rutina) pero oscila entre 48 a 72 horas, y se aconseja también descasar 1 a 2 días por semana dependiendo tu nivel de entrenamiento. Sin embargo, tu propio cuerpo puede avisarte de que necesita un descanso cuando empieces a experimentar dolor muscular, dolores articulares y una bajada significativa de tu rendimiento

Mala Técnica.- La técnica de entrenamiento es fundamental para realizar cada ejercicios de cualquier deporte, no realizar adecuadamente el movimiento, no solo que no estaremos trabajando las fibras musculares como debiéramos, sino también podemos estar sobrecargando la articulación, o forzando el músculo en exceso. Al cargar más peso del que se debe, obliga a cometer diferentes fallos para movilizarlo, como compensar con el resto del cuerpo, arquear la espalda, forzar músculos y articulaciones más allá de lo debido. 

Para lograr una buena técnica es necesaria la concentración, cuidar los movimiento de cada ejercicio, principalmente en los más avanzados que suelen trabajar con cargas muy pesadas, que les puede provocar una mala ejecución de estos y un riesgo mayor de lesiones. 

Aprendamos bien la técnica del ejercicio, para ello es necesario ejecutarlo sin peso, o con muy poca carga, hasta que el movimiento esté controlado. Recuerda es mejor calidad que cantidad.

Mala Rutina.- Si tus músculos dejaron de crecer debes pensar seriamente en cambiar tu rutina de entrenamiento por una rutina eficaces y bien planteadas así evitarás estancamientos durante varios meses, si te estancas en apenas 3-4 semanas el problema es que la rutina no está bien planteada o tu nivel no es el adecuado, muchas de las veces en varios gimnasios se tiene una sola rutina para todas las personas (no en todos), por lo que te recomendamos seas tú quien vaya viendo los ejercicios que te funcionan y los vayas incorporando a tus rutinas, y aquellos ejercicio que no te están sirviendo los vayas sustituyendo por otras que te sirvan

No alimentarse adecuadamente.- Esto es la clave de cualquier entrenamiento deportivo y mucho más en culturismo, si quieres que tus músculos crezcan es indispensable que te alimentes de manera adecuada logrando una ingesta hipercalórica apropiada de macronutrientes de acuerdo a tus necesidades para poder lograr máximos resultados. Esto no quiere decir que debas comer por comer, sino comer adecuadamente controlando tus ingesta de alimentos diariamente, te recomendamos que peses y lleves un registro de tus ingestas diarias, al menos de los alimentos que habitualmente cosiste tu alineación, así podrás saber con exactitud si estas ingiriendo lo necesario o te está faltando consumir mayor cantidad, Es aconsejable consumir entre un 10 al 15% más de tu ingesta normal de calorías para poder ganar masa muscular adecuadamente, es decir si requieres normalmente un consumo de 3000 calorías, para poder ganar masa muscular debes consumir unos 300 a 450 calorías adicionales, así lograras buenos resultados.

Querer llegar siempre al fallo.- El fallo muscular es la incapacidad de efectuar una repetición más de un ejercicio determinado en una serie, usando estilo estricto y sin ayuda. El querer entrenar siempre hasta el fallo lo que vamos a conseguir es una alta fatiga muscular y cansancio genera. La fatiga no sólo afecta a las rutas metabólicas de las células musculares sino al propio sistema nervioso, por ello es bueno entrenar con pesos de moderado a bajo para concentrarse en el sentir de cada repetición y rara vez alcanza el punto del fallo muscular. Cuando entrenéis hasta el fallo, solo hazlo en la última serie de un ejercicio de lo contrario acabaríais sobreentrenando.

Factores Hormonales.- El entrenar con pesas siempre va a ver una respuesta hormonal, principalmente en: la Hormona del crecimiento, la insulina, testosterona, que resultan imprescindibles para que la hipertrofia tenga lugar. Una dieta hipocalórica condicionará la producción de testosterona y dificultará el anabolismo, por lo tanto, nada de una alimentación escasa y pobre.

Como activamos estas hormonas:

Hormona del crecimiento: es ideal para ganar músculo y a la vez para quemar grasa al mismo tiempo. La forma de activarla al máximo es con un entrenamiento intenso HIT de todo el cuerpo, pero sobre todo con un descanso estricto en la cama, durmiendo al menos 7-8 horas diarias. 

Testosterona: sin duda la reina a la hora de ganar músculo. Lo primero que hay que tener en cuenta es no tener un déficit calórico diario, es decir, comer lo suficiente, ya que si no los niveles de testosterona se reducen mucho y no haría su función anabólica natural.

Insulina: puede ayudarnos a estimular la ganancia de músculo ya que sirve de trasporte para los aminoácidos hasta los músculos, pero hay que tenerla también muy controlada ya que a su vez provoca el almacenamiento del glucógeno en forma grasa, debemos mantener los niveles de insulina normales controlando la ingesta de hidratos de carbono simples

La Suplementación.- Si llevamos una buena alimentación y aun así no ganamos masa muscular debes pensar seriamente en comenzar a ingerir suplementos deportivos que te ayudaran construir musculatura, como sabes existen una cantidad grande de suplementos en el mercado; pero el beneficio de ellos muchas de las veces no son tan positivos como esperas, los mejores suplementos a tener en cuenta siempre será la proteína, glutamina, creatina y por su puesto vitaminas, pero esto siempre puede variar de acuerdo a tus necesidades, habrá personas que utilicen BCAAs, aminoácidos y cualquier otro tipo de suplemento, por ello controla bien tus requerimientos calóricos que es lo fundamental para poder construir músculos. Si requieres suplementarte con alguno de estos productos siempre utiliza el que más se apegue a tus necesidades

Desparasitación:  Para mantener el organismo libre de parásitos que pueden generar serias enfermedades, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda desparasitar a toda la familia por lo menos dos veces al año, es decir, una vez cada seis meses.

La Constancia.- Sólo con constancia y esfuerzo se logran las grandes hazañas y los buenos resultados. Este deporte no se trata de velocidad, los buenos resultados se obtienen en un tiempo medio e incluso largo, por ello es bueno siempre mantenerse motivado, en fijarse un objetivo ya sea a corto o largo plazo e ir alcanzándolo y cada vez superarlo, jamás te desesperes en tratar de conseguir resultados en poco tiempo nuestro cuerpo lo iremos esculpiendo poco a poco en cada una de nuestras sesiones de entrenamiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario